Análisis FundamentalFormaciónValue Investing

La contabilidad de una empresa – Cuenta de Resultados

Conceptos básicos de contabilidad de una empresa

Este post es una continuación de Cómo empezar con el Análisis Fundamental, donde se explicaba que para hacer una valoración de una empresa, hay que aplicar el Análisis Fundamental.

Dentro de nuestro estudio fundamental, la lectura de los informes financieros es una pieza clave de nuestro trabajo.

Pero para comprender dichos informes, entender la contabilidad de la empresa es de las cosas más importantes. Se podría decir que es la parte más “cuantitativa”, o numérica de los informes.

En este artículo vamos a aprender los conceptos básicos contables para saber leer e interpretar, los informes financieros anuales o trimestrales de las compañías.

En las empresas americanas, este informe anual se denomina 10K o Annual Report, y sigue un formato estandarizado de la SEC. Esto nos facilita la tarea de encontrar la información deseada. En el resto de casos, nos costará un poco más encontrarla, ya que cada compañía elaborará el informe a su manera.

No obstante, en dichos informes siempre habrá un apartado denominado:

FINANCIAL STATEMENTS, ESTADOS FINANCIEROS, CUENTAS CONSOLIDADAS, o variaciones de esos nombres.

Será en ese apartado, donde encontraremos los estados contables.

 

ESTADOS CONTABLES

Existen tres estados contables fundamentales en todos los informes anuales o trimestrales:

  1. Cuenta de Pérdidas y Ganancias, Cuenta de Resultados o Income Statement (en inglés)
  2. Balance, o Balance Sheet
  3. Estados de Flujo de Caja o Efectivo, o Cash Flow Statement

Hay otro cuarto informe contable que relaciona los cambios en el patrimonio (Equity) de la empresa, pero de momento nos centraremos en los 3 principales.

Estos tres son los más importantes, y del análisis de cada uno de ellos obtendremos un tipo de información diferente.

NOTA:

En las pequeñas y medianas empresas, encontraremos que la cuenta de resultados y el balance, son dos informes que deben realizarse de cara a tener la contabilidad que exige la ley. Aunque la normativa contable a aplicar, y la exigencia de la misma, difiere de una empresa cotizada, y también del país.

Pero vamos a dejar de lado de momento los diferentes estándares financieros o normas contables (IFRS, GAAP,…), y nos centraremos en entender lo importante de cada estado contable.

Hoy veremos solo el primer estado, la Cuenta de Resultados.

 

CUENTA DE RESULTADOS

La cuenta de Pérdidas y Ganancias o de Resultados, nos dice básicamente:

  • Cuánto factura la compañía
  • Cuánto le cuesta facturar esas ventas
  • Las amortizaciones/depreciaciones que se desgrava
  • Los intereses financieros que paga por las deudas contraídas
  • Los impuestos que paga a Hacienda
  • Y finalmente, el beneficio neto (pérdida o ganancia) que se le queda a final de año o por trimestre.

La forma que tiene es algo así:

contabilidad cuenta resultados

 

En la cuenta de resultados se aplica el principio contable de “devengo”.

¿Qué quiere decir eso?

Lo que significa es que contablemente, se registrará ese ingreso o gasto en la fecha que se ha emitido (su factura o compromiso), pero que NO tiene porqué corresponder con la fecha de cuándo se cobra o se paga finalmente, existiendo por tanto una diferencia con lo que dice “la caja” de la empresa.

Este detalle es muy importante, y más adelante veremos porqué.

 

Pero entonces,

¿El Beneficio Neto que aparece en la cuenta de resultados, nos dice lo que está ganando la empresa?

 

En realidad, NO.

Este es un error muy común. Demasiado diría yo…

 

Pero antes de explicarlo, ¿no habéis escuchado nunca algo como…?

“Dame los tickets o las facturas que así me las desgravo y al final pago menos a Hacienda”

 

Bien, supongo que ahora empezarás a ver por dónde pueden ir los tiros… Aunque realmente la “creatividad contable” va mucho más allá del vulgar ejemplo que acabo de comentar.

 

Para explicar lo que realmente nos está diciendo el “Beneficio Neto”, voy a valerme del destacado profesor en análisis y valoración de empresas, Pablo Fernández (IESE).

 

En su libro “Valoración de Empresas” lo define perfectamente:

El beneficio es una opinión, pero el cash flow es un hecho

 

El beneficio de una empresa es un dato arbitrario, obtenido de determinadas hipótesis de contabilización de gastos e ingresos.

Se trata de un número fácilmente manipulable, y NO representa el dinero que está ganando de verdad la empresa. Podría coincidir, pero generalmente no será el caso.

Podremos encontrarnos casos en los que su Beneficio Neto será mayor de lo que verdaderamente está generando, y también de lo contrario, que en realidad el negocio va mejor de lo que refleja su Beneficio Neto.

Por tanto, para saber realmente lo que gana la compañía,  habrá que mirar los Flujos de Caja.

Volviendo al libro de “Valoración de Empresas”, añadir que es un material que recomiendo encarecidamente para todos aquellos que tengan unos conocimientos más avanzados de finanzas, y quieran mejorar sus capacidades de valoración.

Destacar que el libro es un buen “tocho”, pero sin duda tiene un gran valor.

Para echarle un ojo, podéis conseguir fragmentos del mismo en la web de Pablo Fernández.

 

CONCLUSIONES IMPORTANTES DE LA “CUENTA DE RESULTADOS”

  • Nos informa de las ventas de la compañía año tras año. Este dato es (bastante) FIABLE. No entraré ahora a comentar las estrategias agresivas/conservadoras en los métodos de contabilización de una venta.
  • También nos dice cuánto le ha costado facturar esas ventas, o dicho de otra forma, los gastos variables dependientes de esas ventas. Este dato también debería ser FIABLE, aunque el problema que podría estar tapando está relacionado con los “inventarios”. Pero esto también es un tema para más adelante.
  • De ahí se obtiene el Margen Bruto.
  • De dicho margen, se descuentan las gastos de explotación o fijos, entre otros. A partir de este punto, ya tenemos que analizar los datos con lupa. Las compañías declaran en este espacio multitud de partidas que podrían ser extraordinarias, o variables según la norma contable a utilizar. Sin entrar en detalles, la idea general sería tratar de averiguar qué gastos están verdaderamente asociados a la operativa propia del negocio. Dato NO FIABLE DIRECTAMENTE, necesario “ajustar”.
  • En cualquier caso, tras esto se obtiene el EBITDA.
  • También veremos las Amortizaciones y Depreciaciones. Este punto es muy importante, ya que las amortizaciones a efectos prácticos solo son un número para pagar menos impuestos. Es algo que se “desgrava”, cuando en realidad no se está produciendo una “salida de caja”. Pero está afectado al “Beneficio Neto” declarado del negocio.
  • Tras deducir las Depreciaciones y Amortizaciones, tendremos el EBIT, una aproximación a lo que llamaríamos el Beneficio Operativo.
  • Luego veremos el “coste de la deuda” o “intereses” que paga la empresa por los préstamos contraídos. De aquí, junto con las deudas observables en el Balance, podremos calcular aproximadamente los tipos de interés que tiene la empresa contraídos por sus deudas, y la evolución de los mismos de cara a proyectar los resultados futuros.
  • Tras esto, llegamos al “Beneficio antes de impuestos”.
  • Luego queda deducir los “impuestos o Tax” que ha pagado la empresa a Hacienda. OJO, los impuestos pagados no tienen porqué corresponder exactamente con el 25% o 35% (o la tasa que sea según país), de hecho no suele coincidir. Esto es debido a que la “base de beneficios antes de impuestos”, es diferente para el cálculo de los impuestos, que para la cuenta de resultados. Dentro de esto hay ajustes según ciertas partidas que encontraremos en el balance (Deferred Tax Assets & Liabilities). Pero esto es un tema un poco más avanzado y no lo vamos a tratar de momento.
  • Finalmente llegaremos al Beneficio Neto, incluso veremos el Beneficio correspondiente por acción (Earnings Per Share). El EPS no es más que el Beneficio Neto divido entre todas las acciones en circulación.
  • Veremos también el Diluted Earnings Per Share, que siempre será igual o inferior al EPS. Simplemente está teniendo en cuenta los beneficios por acción que habría en el caso de que todas las opciones/bonos convertibles en acciones que hay en circulación, se convirtieran realmente en acciones. Por tanto, el “pastel” se repartiría entre más accionistas lógicamente, y de ahí que la cifra sea menor.
  • Por último, suele aparecer el número de acciones en circulación, el cuál de hecho es el denominador en el cálculo de los EPS.

 

He comentado por encima la estructura básica de un Income Statement o Cuenta de Resultados, pero hay algunas partidas más que no he mencionado pero que también las veréis, como por ejemplo: Minority Interest, Discontinued Operations, Other Comprensive Income, etc. De momento no nos centraremos en eso.

 

Pero lo más importante, es que hemos aprendido que el Beneficio Neto NO representa el dinero que ha ganado la compañía, simplemente es un número, una opinión contable.

 

Lo que de verdad gana (o pierde) la compañía se verá en los Flujos de Caja.

Esto es debido a que por ejemplo las Amortizaciones y Depreciaciones están descontándose como si fueran un gasto, pero en realidad, no ha habido salida de dinero de la caja.

A parte de esto, la empresa utiliza toda la creatividad contable posible para mostrar el Beneficio Neto que más le interese, ya sea más o menos. Es un número fácilmente manipulable.

 

Pero ¿Por qué manipularlo?

Por muchas razones posibles; desde que podría ir ligado al sueldo de los directivos por ejemplo, a que los dividendos de la compañía se calculan a partir del Beneficio Neto (dividend payout), porque necesitan mostrar que la compañía “crece” (aunque no sea así), porque quieren batir el “consenso de los analistas para el EPS” para que las acciones tengan momentum, etc.

Como decía, las razones por las que este número es manipulable, y por tanto sirve de poco, son muchas.

 

 

CONTINUACIÓN

En próximas entradas explicaré cómo entender el Balance de una compañía, y lo que personalmente me gusta más valorar, el estado de Flujos de Caja.

 

 

Si quieres que te mantenga informado del próximo artículo, solo tienes que suscribirte a la lista para estar al día:

Al suscribirte aceptas la Política de Privacidad

 

Publicado: 01/02/18

Comments (6)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *