Finanzas personalesFormaciónSalsa secreta

El poderoso efecto “BOLA DE NIEVE” sobre tu dinero

El interés compuesto o efecto “bola de nieve”.

Las virtudes de la inversión, o cómo hacerse cada vez más rico a largo plazo.

El Interés Compuesto nos demuestra matemáticamente la importancia de invertir los ahorros, en lugar de tenerlos en el banco o en una caja fuerte en casa.

Esto es lo que ha convertido en millonarias a muchas personas. Y además conforme pasa el tiempo, son cada vez más ricas y más rápido SIN HACER NADA.

Warren Buffett interés compuesto

Warren Buffett sobre el interés compuesto

Si nos vamos a la definición más académica, el Interés Compuesto es el interés calculado sobre el capital inicial, y también sobre el interés acumulado de períodos anteriores de un depósito o préstamo.

En otras palabras, tu dinero crece con el tiempo como una bola de nieve cayendo por una montaña nevada.

Y este es un motivo muy importante por el cual invertir tu dinero lo antes posible. ¿No crees?

El otro motivo importante, es proteger tu patrimonio de la inflación. O lo que es lo mismo, no perder poder adquisitivo con el paso del tiempo. Pero del efecto destructivo de la inflación ya hablaremos en otro artículo.

 

CASO DE ESTUDIO

Para simplificar la explicación de hoy, vamos a usar un ejemplo teórico sin tener en cuenta la inflación en los cálculos.

Vamos allá…

DINERO EN EL BANCO

Supongamos que disponemos de 10.000 € ahorrados a día de hoy que se encuentran en el banco.

En un caso estándar, nuestro banco nos estará “premiando” con un “espectacular” 1% de interés anual (TAE), y a lo mejor pensamos que eso es una buena opción porque la TAE nos han dicho que se aplica de forma compuesta.

Vamos a analizarlo paso a paso.

Primero, con el objetivo de simplificarlo aún más, vamos a suponer que no agregamos más dinero como ahorro mensual, y simplemente se dejan esos 10.000 € ahí hasta que los retiremos 40 años más tarde cuando nos jubilemos.

Lo que tendremos será lo siguiente:

Interés compuesto

Tu dinero en el banco

 

Al cabo de 40 años, nuestro dinero se habrá convertido en poco más de 14.000€.

Y esto es lo que tendremos en nuestra cuenta bancaria. Un poco triste para 40 años de esfuerzo…

 

INVERSIÓN

Ahora supongamos que ese dinero decidimos invertirlo en un Fondo de Inversión cuyo objetivo es ofrecer a los partícipes una rentabilidad de doble dígito a largo plazo, por ejemplo del 15%.

Interés compuesto fondo inversión

Crecimiento de tu dinero en un Fondo de Inversión

 

En este caso, nuestros 10.000€ iniciales al cabo de 40 años se habrán convertido en más de 2,6M sin hacer nada. Sorprendente, ¿No?

Esto viene de que, si invertimos esos 10.000 € con la rentabilidad comentada del 15% de media, dentro de un año tendremos 11.500 € (10.000 + 1.500 € de rentabilidad obtenida).

Luego, al empezar el segundo año partiremos de 11.500 € que nuevamente obtendrán una rentabilidad de doble dígito a final de año. Entonces tendremos que el 15% de 11.500 es 1.725 €, lo que haría que a final del año 2 tengamos 13.225 €.

Si continuamos dejando que el Interés Compuesto haga su magia, al final del año 40, lo que tendremos es 2,67M.

 

Esta es la diferencia entre mantener tu dinero en el banco, o invertirlo en un fondo de inversión que crece de forma compuesta.

Evidentemente la diferencia de puntos de interés está marcando la diferencia, pero, ¿es sólo eso?

NO.

La magia del interés compuesto aparece a largo plazo, cuanto más mejor, y que en lugar de 1% obtengas una rentabilidad de doble dígito, aún más.

 

El efecto del tiempo y la disciplina inversora

Se suele afirmar que Albert Einstein pronunció:

“El interés compuesto, es la fuerza más poderosa del Universo”.

 

Aunque al parecer Einstein jamás dijo eso, la frase, sea cual sea el autor, simboliza una verdad. Y ahora veremos por qué.

Ahora supón que además de los 10.000 € iniciales, mensualmente ahorramos 300 € que vamos depositando en el Fondo de Inversión.

Ese dinero también empezaría a generar intereses que se reinvierten.

El resultado sería el siguiente:

Interés compuesto

La importancia de empezar a invertir pronto

 

Al cabo de 40 años tendremos más de 9M de euros!

Pero lo importante a entender es que la verdadera magia del interés compuesto ¡es el tiempo!

Se ha destacado en color rojo el final de la curva de nuestro capital, para demostrar lo rápido que empieza a multiplicarse conforme pasan los años.

Como se observa, el crecimiento de nuestro capital se acelera exponencialmente hacia el final. De lo que se obtienen dos conclusiones:

  1. La importancia de INVERTIR a largo plazo, en lugar de aparcar tu dinero en el banco
  2. Empezar a hacerlo lo antes posible, ya que la magia del Interés Compuesto aparece al pasar los años

Por tanto, si empezamos a invertir pronto, nuestro dinero podría estar creciendo más tiempo de forma exponencial, lo que haría como en este ejemplo, llegar a los 9M de euros.

¡Y todo partiendo de una inversión inicial de 10.000 €, y ahorros de 300 € al mes!

 

INVERTIR CUANTO ANTES

Este hecho, es justamente lo que ha hecho de Warren Buffett el hombre más rico del mundo (aunque se intercambien posiciones de vez en cuando con Bill Gates, Jeff Bezos, entre algún otro).

Hay que invertir, y empezar lo antes posible si queremos beneficiarnos de todo el potencial del interés compuesto.

En resumen, el interés compuesto que se produce al invertir:
– Nos protegerá de la inflación. Mantendrá nuestro poder adquisitivo.
– Nos hará ricos a largo plazo. Hará crecer nuestro patrimonio de forma exponencial.

Y todo esto gracias al EFECTO BOLA DE NIEVE, añadiendo cada vez más capital encima del anterior.

Por tanto, los ahorros no deben dejarse aparcados en el banco o debajo de la almohada.

Los ahorros deben invertirse, de lo contrario no solo no estarán creciendo exponencialmente, sino que la inflación hará que cuando pase el tiempo, perdamos todo nuestro poder adquisitivo…

Un futuro bastante desalentador…

 

Ya sea invirtiendo en un índice (gestión pasiva), o con la comodidad de un buen fondo de inversión (gestionado de forma activa), el patrimonio personal o familiar estará mucho mejor que en un banco.

Esto es gracias al poder del Interés Compuesto.

 

Podéis hacer vuestros propios cálculos de forma sencilla con Excel y la función VF (Valor Futuro de una inversión), o directamente con esta Calculadora Online Interés Compuesto.

 

Diego Porto

Publicado: 12/07/17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *